Publizitatea
Bannerra
Colectivos sociales de Ezkerralde alertan del aumento de la pobreza en la comarca PDF fitxategia Inprimatu E-posta
2019/10/03

Nota de Berri-Otxoak:

La “pobreza real” en la Margen Izquierda se ha disparado casi un 50% en los dos últimos años y alcanza niveles nunca antes vistos en la última década, incluso en los peores años de la crisis económica iniciada en 2008. Así lo ha denunciado la plataforma contra la exclusión social y por los derechos sociales Berri-Otxoak, con una concentración ante el Monumento a la Industria del artista Lucas Alcalde, situada en Herriko Plaza de Barakaldo.

alt=""

Berri-Otxoak ha alertado de esta manera de deterioro de las condiciones de vida de las familias de la comarca de la Margen Izquierda, una situación de la que responsabiliza a las Administración públicas y, especialmente, a los Ayuntamientos en la zona, bajo el mandato de PNV y PSE, que son “los primeros en impulsar políticas de privatización a los servicios municipales o de recortes en las ayudas de emergencia”.

La protesta se produce a la vista de los resultados de la Encuesta de Pobreza y Desigualdades Sociales (EPDS), que revelan que la “pobreza real” ha subido un 48% entre los años 2016 y 2018. En concreto, ya alcanza al 7,7% de la “población en viviendas familiares”, la tasa en la más alta registrada al menos desde que, en 2008, comenzara la crisis. Entonces el dato era del 5,6%, subió al 5,8% en 2012, llegó el 6,5 en 2014 y, tras retroceder al 5,2% en 2016, ha saltado hasta el 7,7% actual.

El documento oficial del Gobierno Vasco sobre la EPDS señala, literalmente, a la Margen Izquierda como “comarca de evolución difícil” en cuanto a la pobreza real. “La evolución más reciente de Margen Izquierda es paralela a la de Bilbao, con un incremento de 2,5 puntos porcentuales en la tasa de pobreza real. Ésta pasa de 5,2 a 7,7% entre 2016 y 2018, volviendo a superar el nivel medio de la Comunidad Autónoma de Euskadi. El registro de 2018 supera además todas las cifras del periodo 2008-2016, con un máximo previo en ese periodo del 6,5% en 2014”, revela el informe.

De acuerdo a los criterios del Ejecutivo autonómico, “pobreza real” hace referencia a “problemas de privación en el último año, estando presentes ingresos regulares actuales inferiores a los requeridos para hacer frente a las necesidades básicas o un riesgo de endeudamiento”. Como “privación”, la estadística oficial considera la experiencia de problemas de alimentación “graves” o “muy graves”, “necesidad de abastecerse de prendas de segunda mano” o las “dificultades para mantener una temperatura adecuada en la vivienda en invierno”, con “reducción de los gastos básicos”.

En relación a la Margen Izquierda, la Encuesta de Pobreza y Desigualdades Sociales da cuenta así mismo que entre 2008 y 2018 se ha disparado un 72% la “pobreza de mantenimiento” en la comarca, se incrementa un 29% la “ausencia de bienestar real”. Las tasas de exclusión afectan al 34'3% de las personas que viven en la comarca: el 10% de la población sufre pobreza de mantenimiento; un 1’4% de acumulación; y real un 7’7%.

La EPDS admite, en relación al conjunto de Euskadi, un agravamiento del impacto de los “problemas  muy graves” de pobreza sobre los menores de edad, y destaca la incidencia infantil de los “problemas muy graves de alimentación”.

El informe del Gobierno Vasco constata una realidad de pobreza en la Margen Izquierda que lleva a que cada vez más personas acudan a Cáritas, Cruz Roja o el Banco Alimentos. 25.000 familias subsisten gracias a la labor de estas entidades benéficas en una comarca que lidera las tasas de paro en el País Vasco, con 17.400 parados, un 68% de desempleados sin ningún tipo de subsidio o prestación, además de una precariedad que, como el paro, afecta de manera más profunda a las mujeres, que también sufren salarios inferiores un 26% respecto a los masculinos, o donde el paro juvenil alcanza el 24%, 4.130 personas. En una Margen Izquierda que acumula el 23% de la “pobreza real” de Euskadi.


 

Get Flash to see this player.

Oiola Deskonexioa plataformaren bidaia Bruselasera