Publizitatea
Bannerra
El feminismo islámico como corriente dentro del feminismo mundial PDF fitxategia Inprimatu E-posta
2010/11/08


KOLABORAZIOA
Sarai - Askapenako kidea
El movimiento feminista es dinámico, diverso y heterogéneo con un objetivo común, el logro de la igualdad en los derechos entre las mujeres y los hombres. Si nos adentramos en la historia del feminismo tenemos que situarnos a finales del siglo XIX y principios del XX, cuando las mujeres luchadoras de occidente lograron el derecho al sufragio femenino. Desde esa época hasta nuestros días, el feminismo se ha ido impregnando en las diferentes esferas de nuestra vida y se han dado cambios en el derecho a la propiedad, los derechos sexuales y reproductivos, el voto femenino, la representación en la política, etc. Aunque todavía queda mucho camino por recorrer, el feminismo se ha ido desarrollando de manera muy diferente dependiendo de los contextos y las diferentes culturas.


Las sociedades, las culturas y las formas de vida  son muy diversas, y con ello las demandas, intereses y necesidades de las mujeres también. Por ello, ya no se puede hablar de feminismo sino de los feminismos. Actualmente, los contextos culturales en los que se encuentran las mujeres son muy diferentes, y por lo tanto se han desarrollado una amplia gama de tendencias: feminismo radical, anarcofeminismo, ecofeminismo, feminismo lésbico, feminismo de la diferencia, entre otros, como es el feminismo islámico.

El término feminismo musulmán comienza a elaborarse a comienzo de los años noventa por feministas iraníes exiliadas que ponen en debate los derechos de las mujeres al interior del paradigma islámico. Desde sus orígenes hasta el día de hoy las aportaciones han sido numerosas y ya se empiezan a deslumbrar cambios al interior de los países islámicos. En este proceso han contribuido mujeres de diferentes lugares como Pakistán, Sudán, Nigeria, Malasia, Irán, Indonesia, etc. con sus diferentes puntos de vista. Hoy en día se puede diferenciar entre qué es feminismo islámico, como movimiento basado en el Corán que reivindica la posibilidad de alcanzar la igualdad de derechos entre mujeres y hombres en el marco del islam; y qué es feminismo musulmán, que reivindica la liberación de la mujer desde un paradigma cultural árabe-musulmán, y denuncia al islam como una religión patriarcal.

El feminismo islámico es un movimiento de reforma y protesta a favor de los derechos de las mujeres musulmanas. Ha logrado un lugar importante en el debate interno dentro del islam contemporáneo y en el contexto de la globalización; se ha convertido en un desafío de las mujeres ante los análisis simplistas y la imagen esteriotipada de la mujer musulmana como pasiva y oprimida. Cuando se habla de feminismo islámico se reconoce que las mujeres musulmanas, al igual que en occidente, parten de situaciones de discriminación y opresión, por ello se revelan a través de sus demandas como mujeres feministas y como mujeres musulmanas. Desde su posición de musulmanas denuncian el patriarcado como un sistema de opresión sobre las mujeres, y reivindican la posibilidad de liberarse de toda discriminación en el marco del islam. Son mujeres musulmanas que no quieren abandonar sus tradiciones culturales y rechazan el machismo y el sexismo que existe en las sociedades musulmanas.

Desde occidente nos preguntamos cómo puede ser compatible esto del feminismo con el islam. Para ello, las feministas islámicas abogan por la deconstrucción del patriarcado, desafían las interpretaciones patriarcales del Corán, ofrecen lecturas encaminadas a lograr la igualdad de derechos y rechazan los esteriotipos occidentales y el fundamentalismo religioso. Una fecha clave, el 11-S de 2001, a partir de entonces los medios de comunicación han reiterado en mostrar la cara más negativa del islam, un ejemplo es la imagen esteriotipada que nos siguen mostrando de que la mujer está oprimida bajo el islam y enfatizan que esta situación no puede cambiar en absoluto. Esta perspectiva occidental de que la liberación de la mujer musulmana sólo puede ser entendida desde el abandono del islam es una posición etnocéntrica y un imperialismo cultural de occidente hacia las sociedades musulmanas. Por ello, hay que dejar decidir a las mujeres por ellas mismas desde qué posición quieren ejercer sus derechos. La opresión del imperialismo cultural occidental no les deja avanzar por ellas mismas, y de nuevo nos encontramos ante una situación de dominación por parte de occidente sobre las sociedades musulmanas. Como ejemplo tenemos el caso mediático de llevar o no el hijab (velo), ¿quiénes son los Estados para decidir de si una mujer debe llevar velo o no? o ¿qué deba casarse para poder ejercer sus derechos?, etc.; ya es hora de dejar la palabra a ellas mismas para que puedan decidir y tomar decisiones sobre su futuro.

Aunque los medios de comunicación continúan mostrándonos lo negativo del islam, las mujeres musulmanas siguen defendiendo que el islam es perfectamente compatible con la democracia, los derechos humanos y la igualdad de las mujeres. En muchas partes del mundo (musulmanas y no  musulmanas) se siguen llevando a cabo prácticas machistas infames que los medios de comunicación atribuyen exclusivamente a la cultura islámica. Un ejemplo de ello es en el caso de las lapidaciones a las mujeres, que se ha demostrado que no es una norma coránica; y como en el caso de las mutilaciones genitales femeninas que se ha demostrado que es una tradición faraónica del alto Nilo, y no es una tradición originaria del islam.

En definitiva, el feminismo islámico, como movimiento dentro del feminismo global y al igual que otros feminismos, reivindica el derecho a la propiedad, la libertad individual, a la independencia económica, la participación de las mujeres en la política, etc. Además, las mujeres musulmanas, desde su realidad reclaman el acceso de las mujeres a las mezquitas, un estatus de pleno derecho de ciudadanas, etc., siempre desde su contexto islámico. El feminismo islámico está vivo, a través de los aportes de las mujeres feministas islámicas y no islámicas que apoyan el movimiento, se comienza a deslumbrar cambios en estas sociedades. Por lo tanto, ya se puede empezar a  dar respuestas a preguntas como: ¿es el islam compatible con el feminismo?, ¿es posible hablar de feminismo en un discurso musulmán? y/o ¿se puede reinterpretar el Corán desde una posición feminista?.

Iruzkinak (0)

Iruzkina idatz ezazu

laburra | luzea

busy
 
Loading..
Abuztua 2019 Iraila 2019
As As As Os Os La Ig
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31
Egun hauetan ez dago ekintza programaturik
Ikusi agenda osoa

Get Flash to see this player.